El saco largo o trench ha tomado auge en todas las pasarelas y en todas las temporadas. Lo hemos visto en New York y en Milán, París y Londres. Al parecer todos los diseñadores están adoptando esta prenda en una amplia variedad de estilos.
Los tenemos en satín, en algodón, en rayón, gabardina, piel, vinyl, velour, etc. etc. El largo puede ser desde la cadera hasta los tobillos. Ya sea liso, estampado o con textura.

Hoy más que nunca esta es una prenda que no debe faltar en tu guardarropa. Ya sea un estilo nuevo o vintage. Esta prenda es favorecedora para casi todos los tipos de cuerpo. Las personas con menor estatura, podrían optar por un corte no tan largo y de telas más ligeras.

Esta prenda puede darte un sentido elegante o casual, atrevido o conservador. Todo depende de las prendas con las que la combines y el material de tu trench. Con unos shorts puede ser muy largo y con pantalón o falda no importa el largo.

Un tip muy importante es que se llevan abiertos y no tienes que amarrar el cinturón por enfrente, este va suelto o amarrado atrás. La manga la puedes dejar suelta o doblada para un toque casual.

Te recomendamos tener por lo menos uno de invierno, de tela gruesa y uno de verano de tela delgada. Uno de color liso neutro y uno estampada o con textura, que este puede ser el de verano y el liso para invierno. De cualquier manera, lo usarás siempre ya que se ve sumamente retro y de moda.

Por: @SallySalas_  #ClosetEssentials

Advertisements