image

El saco beige/camel por ser un color neutral es una pieza que te servirá con casi toda tu ropa. Dependiendo del clima en donde vivas y la época del año, tienes varias opciones de material para este saco.

Definitivamente tiene que ser un saco a la cadera o largo para que tenga más utilidad. Los sacos cortos son solo para vestidos o faldas solo cuando tienes muy buena figura los podrías usar con todo.

En cuanto al tono de beige, puede ser desde un tono claro casi marfil, capuchino, khaki o hasta camel. La tela en verano o climas cálidos puede ser desde manta o lino, solo que esa tela se arruga. Puede ser algodón combinado o rayón con licra para que no se arrugue y se vea elegante. En climas fríos puede ser casimir o lana.

De preferencia debe ser liso, pero si quieres tener otro entonces este puede ser con textura, con algún pequeño tono metálico o un hilo de otro color. Ya que el texturizado se verá muy bien con jeans o en combinación con colores contrastantes.

El saco beige combina con pantalones o jeans en todos los colores: blanco, beige, café, gris, negro, vino, rosa, verde, azul, etc. El color de tu blusa puede ser blanco o cualquier tono neutro, con o sin textura. Si quisieras usar otra tonalidad que no sea neutra, debe ser dentro de la gama del mismo pantalón, ya sea lisa o estampada.

Puedes cambiar el pantalón por falda o short dependiendo de tu estilo y el clima.

Por: @SallySalas_

Advertisements